Vitaminas faciales

vitaminas faciales

¿Qué son las vitaminas faciales?

Un impulso vitamínico perfecto para todo tipo de pieles que están expuestas a la contaminación del aire y al estrés y que desean prevenir el envejecimiento de la piel. Puedes ayudar a tu piel desde dentro, ya que varios nutrientes, como las vitaminas faciales, pueden actuar contra los granos y el acné.

Vitamina C

Nuestra piel está colonizada por muchos microorganismos diferentes. Cuando la piel tiene manchas, esta colonización está desequilibrada y las bacterias y gérmenes malos dominan la piel. La vitamina C ayuda a mantener la barrera cutánea y a proteger la piel de los agentes patógenos.

}

DURACIÓN

15 min – 30 min

jeringuilla

ANESTESIA

Local o tópica

HOSPITALIZACIÓN

No necesaria

RECUPERACIÓN

Inmediata

Llámanos y resolvemos todas tus dudas por teléfono.

La felicidad es bella

Queremos verte feliz, porque no hay nada más bello que la felicidad.

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para agendar una cita en una de nuestras clínicas:

Pide cita GRATIS

¿En qué consiste el tratamiento de vitaminas faciales?

El tratamiento facial vitaminado es un método transdérmico en el que se aplican promotores de la reactivación celular, que da como resultado una mayor luminosidad y tersura y mejorando la calidad de la piel. De este modo, es una terapia facial que consiste en aplicar microinyecciones en las capas superiores de la piel para frenar el envejecimiento celular.

Las vitaminas para la piel del rostro ayudan a superar las imperfecciones menores de la piel, como los poros dilatados. También ayudan a ocultar cicatrices y a curar el acné. Además, el uso de vitaminas puede reducir las arrugas causadas por la edad

¿Cuál es la mejor vitamina para la cara?

Hay varias vitaminas que ayudan a dotar a la piel de hidratación y luminosidad al instante. Las principales son las siguientes.

  • Vitamina C. También conocida como ácido ascórbico, es un excelente antioxidante que tiene un efecto regenerador que estimula la producción de colágeno y, por lo tanto, mejora la apariencia y la elasticidad de la piel, de manera que combate el veteado con el paso del tiempo. Asimismo, tiene un efecto antioxidante que reduce las manchas y combate el acné.
  • Vitamina A. También conocida como retinol, esta vitamina suaviza la piel, repara la barrera protectora y refuerza sus defensas naturales. Ayuda a prevenir el envejecimiento, puesto que elimina los radicales libres de la piel.
  • Vitamina E. En combinación con la vitamina A hacen un potente tándem, ya que refuerzan el tratamiento de las cicatrices y la descamación de la piel. Por otro lado, junto con la vitamina C ayuda a eliminar las manchas que aparecen con el transcurso de los años.

Duración de las vitaminas faciales

Los beneficios del rejuvenecimiento facial vitamínico se aprecian desde la primera sesión, puesto que la piel recupera la elasticidad y luminosidad perdidas. Dependiendo de la composición del cóctel, se pueden corregir pequeñas manchas, poros dilatados e incluso el acné.

La mesoterapia suele recomendarse a partir de los 30 años para frenar la huella del tiempo. Los efectos de esta técnica en el rostro pueden durar hasta seis meses. Por lo tanto, lo ideal es recibir un tratamiento al menos cada seis meses para garantizar que la piel se mantenga en las mejores condiciones durante el invierno y el verano. El resultado final es una hidratación profunda, brillo, frescura y mejor textura. Por si ello no fuera suficiente, mejora la apariencia de líneas finas y arrugas.

¿Cuáles son los beneficios de las vitaminas faciales?

La aplicación de vitaminas en el rostro tiene muchos beneficios. Como se ha comentado, los factores más valiosos son su inmediatez y su eficacia. A partir del segundo o tercer día basta con una sola sesión para apreciar los siguientes efectos.

  • Hidratación inmediata y efectiva. Se observa este efecto al poco tiempo de iniciarse el procedimiento. Sin embargo, pueden producirse algunos hematomas como consecuencia de los pinchazos, por lo que se recomienda someterse el tratamiento al menos con 3 días de margen.
  • Efecto cicatrizante. Ayuda a mejorar las posibles cicatrices que estén presentes en el rostro.
  • No necesita hospitalización. Al poco tiempo de llevar a cabo este tratamiento puede hacerse vida normal sin necesidad de guardar reposo.
  • Resultados duraderos. Ello es así en pieles jóvenes más que en pieles maduras, aunque, por norma general, hay que volver a aplicarlo cada cierto tiempo. Una única sesión siempre será mucho mejor que ninguna y también tiene efectos a largo plazo.

Efecto detox. Ayuda a desintoxicar la piel y a que esta respire mejor. Esto promueve la formación de colágeno y disminuye el envejecimiento facial.

¿De qué manera se aplican las vitaminas faciales?

El uso de inyecciones de vitaminas para la cara es simple y dura de 15 a 30 minutos. Además, en Medicina estética existen varias formas de aplicar las vitaminas en la piel: en la superficie o en tratamientos más profundos.

El proceso consiste en la aplicación directa de vitaminas y minerales en forma de microinyecciones, que contribuyen a la estimulación de diversos procesos metabólicos biológicos de la piel, así como a la reestructuración de esta.

Gracias a la pequeña penetración de los agentes antienvejecimiento y de antiinflamatorios a través de la piel con agujas muy finas, se asegura la mejor penetración y absorción de los tratamientos.

Por ello, la mesoterapia para el rostro puede estimular la actividad de los fibroblastos y así mejorar los procesos de regeneración e hidratación cutáneas. Se tratará la piel de rostro, cuello, glúteos y/o manos y se dará un brillo extra a la piel.

¿Qué es la mesoterapia facial con vitaminas?

La mesoterapia vitamínica para el rostro es un tratamiento inyectable que promueve una piel sana y se aplica en las capas de esta donde se producen el crecimiento y la reparación celular. Las vitaminas, las coenzimas, los aminoácidos, los minerales y otros componentes esenciales para mantener las células cutáneas sanas pueden utilizarse en la mesoterapia. Este tratamiento ayuda a incrementar la luminosidad de la piel y a mitigar la acumulación de fatiga

Problemas que pueden tratarse con las inyecciones de vitaminas

En general, este tratamiento está dirigido a mejorar las imperfecciones que pueden surgir en la piel con el paso de los años. Sin embargo, dependiendo de los materiales que se apliquen y de las sustancias que compongan la inyección, se pueden tratar los siguientes problemas.

  • Líneas de expresión.
  • Marcas de acné.
  • Rugosidades de la piel.
  • Posibles cicatrices.
  • Pequeñas imperfecciones.
  • Rojeces.
  • Poros abiertos.
  • Disminución de firmeza de la piel.
  • Piel seca.
  • Piel dañada por el sol.




Lo ideal para someterse a este tratamiento es acudir a un profesional que oriente y aconseje lo mejor según las características de cada piel. Con todo, las inyecciones de vitaminas se han convertido en interesantes aliadas para rejuvenecer la piel de una forma segura y sin dolor.