Grasa

obesidad

¿Qué es la obesidad?

La obesidad es una enfermedad que se caracteriza por un exceso de grasa corporal. Esta situación se debe a la combinación de una serie de factores hereditarios y fisiológicos que, unidos a una dieta desequilibrada y a una actividad física muy limitada, desembocan en un exceso de peso en el paciente. Sin embargo, no solo se trata de un problema estético. Las personas que la padecen tienen un mayor riesgo de sufrir enfermedades y problemas de salud. Por ejemplo, enfermedades del corazón, derrames cerebrales, artritis, tensión alta o diabetes, entre otras patologías.

Llevar una dieta saludable, realizar actividad física, así como establecer unos cambios de hábitos relacionados con la alimentación (limitar el consumo de bebidas azucaradas y alcohol) contribuyen a reducir la grasa del cuerpo.  Con ello, se reduce la posibilidad de sufrir problemas de salud derivados de la obesidad.

Llámanos y resolvemos todas tus dudas por teléfono.

La felicidad es bella

Queremos verte feliz, porque no hay nada más bello que la felicidad.

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para agendar una cita en una de nuestras clínicas:

Pide cita GRATIS

¿Cómo se produce la grasa corporal?

Se entiende por grasa corporal la acumulación de los lípidos provenientes de la dieta en el tejido adiposo y muscular. La grasa se sintetiza durante la metabolización del azúcar ingerido y la digestión.

El cuerpo distribuye la grasa por las áreas que pueden necesitarla. De hecho, es la fuente energética que usan el sistema inmune y los músculos para funcionar correctamente. Su importancia es indudable para el correcto funcionamiento del cuerpo.

Consecuencias de tener una grasa corporal elevada

El problema reside en el exceso de grasa. Ello conlleva afrontar varios perjuicios como los que ahora se comentan:

  • Un aumento del riesgo de padecer dolencias cardiovasculares.
  • La posibilidad de padecer diabetes tipo II.
  • Desarrollar cáncer en distintos órganos.
  • Muerte súbita.




Diversos estudios confirman que el IMC (índice de masa corporal) era un indiciador fiable, pero no el único. No en vano, se ha descubierto que en las células sexuales de cada persona hay un reparto de variantes procedentes de sus padres. Dependiendo de cada caso particular, así será la acumulación de grasa de esa persona.

¿Cómo reducir la grasa corporal?

Antes se comentaban las opciones más habituales como el cambio en la dieta o el abandono del sedentarismo. Cuando no es suficiente con estas medidas, es adecuado apostar por alternativas que actúan directamente contra la grasa y que se adaptan con facilidad a cualquier persona.

Lipo láser
También se conoce como Lipo Vaser y ha logrado convertirse en una de las opciones más solicitadas. Consiste en un equipo con tecnología láser que ofrece el mismo resultado que una liposucción, pero sin el riesgo de entrar en el quirófano y de someterse a los efectos de la anestesia.

Se utiliza principalmente para reducir las dimensiones del abdomen y de los flancos. El proceso es indoloro y permite la recuperación en un plazo máximo de 72 horas. Semejantes resultados se consiguen con el uso de un diodo filtrado que presenta una longitud de onda superior a los 1000 nanómetros. El láser alcanza el tejido adiposo más profundo sin dificultad.

Ello provoca un aumento de la temperatura de la grasa hasta los 47 grados. La consecuencia directa del proceso es que los adipocitos se metabolizan, reducen su tamaño y baja el volumen de la zona intervenida. El láser no altera la epidermis y se aplica con un sistema complementario de frío para evitarle molestias al paciente.

El procedimiento dura unos 20 minutos y se repite pasadas entre cuatro y seis semanas. Lo habitual es que con tres sesiones se consiga la eliminación del exceso de grasa. Todo dependerá de las características morfológicas de la persona.

Lipolyx o quemagrasass inyectable: Tratamientoindoloro que consiste en la inyección de una sustancia drenante y lipolítica en la zona afectada. Tras la revisión ocular pertinente, el especialista se encarga de elegir la cantidad a inyectar y el número de sesiones futuras si procede. Se utiliza una cánula de tamaño pequeño lo que evita el dolor. En 15 minutos se da por concluido el procedimiento.

La sustancia inyectada afecta directamente a los adipocitos logrando su disolución. El organismo eliminará, por vía natural, tanto la grasa acumulada como los ácidos grasos que contiene la solución que se inyecta.

Sus resultados son permanentes y se aprecian a partir de los 15 días. Se recomienda a pacientes potenciales que acumulan grasa en zonas localizadas que no desaparece con la dieta y el ejercicio. De tratarse de pacientes con obesidad, se aconseja una dieta estricta previa al tratamiento para eliminar la mayor cantidad de peso posible.

Igualmente, los pacientes que confíen en Lipolyx deberían cambiar de hábitos y comenzar a pasear, hacer deporte o someterse a tratamientos de radiofrecuencia que ayuden a reducir el volumen.

Presoterapia Consisteen el uso de un traje o de apósitos hinchables especiales que se colocan en las áreas donde se acumula la grasa. El aumento de la presión estimula el drenaje linfático. Se puede utilizar en las extremidades y en el abdomen. Al no afectar a la totalidad del tejido linfático, solo se elimina la grasa de las zonas intervenidas.

El tratamiento es ambulatorio, sin anestesia e indoloro. No se trata de una técnica invasiva y en tres días es posible hacer vida normal. Se aconseja tomar un litro y medio de agua antes del tratamiento para facilitar la eliminación de las toxinas. Acompañar esta medida con una dieta baja en grasas y con actividad física es muy recomendable.

Eligiendo cualquiera de las alternativas anteriores es posible controlar la cantidad de grasa en el organismo. Al tratarse de propuestas que no exigen cirugía o ingreso hospitalario, es más sencillo eliminar el posible miedo al quirófano que pudiera provocar rechazo en los pacientes. Debe subrayarse que es posible alargar los efectos cambiando los hábitos alimenticios y confiando en el deporte. Únicamente así puede conseguirse el objetivo de lucir una imagen renovada.