Papada

belkyra para quitar la papada

¿En qué consiste el tratamiento para quitar la papada?

Al cuidar el aspecto del rostro, muchas veces nos olvidamos de un gran delator del paso del tiempo: el cuello. La grasa localizada bajo el mentón, popularmente conocida como papada, no solo aparece en personas con sobrepeso. El paso del tiempo o una predisposición genética a acumular grasa subcutánea en la parte anterior del cuello hace que sea muy difícil eliminarla, ya que no responde a ningún tipo de ejercicio o dieta. El tratamiento para quitar papada es un método cada vez más frecuente para hacer frente a esta situación, todo sin cirugía invasiva.

Es un tratamiento no quirúrgico que se utiliza para reducir la papada a través de un medicamento inyectable. Gracias a infiltraciones en puntos estratégicos, que se adaptarán a la distribución específica de grasa de cada paciente, la grasa se elimina y se consigue una piel más tersa y un cuello más definido.  

Llámanos y resolvemos todas tus dudas por teléfono.

La felicidad es bella

Queremos verte feliz, porque no hay nada más bello que la felicidad.

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para agendar una cita en una de nuestras clínicas:

Pide cita GRATIS

¿Qué es lo que se inyecta?

El tratamiento se realiza mediante un medicamento inyectable aprobado y autorizado por la Agencia Europea del Medicamento (EMA) que simula la acción del ácido desoxicólico. Tal sustancia la produce de forma natural nuestro cuerpo y ayuda a la metabolización y absorción de grasa. El ingrediente activo, el ácido desoxicólico sintético, se infiltra localmente con una aguja muy fina en la grasa subcutánea del cuello y destruye las células grasas de la zona, actuando como si fuera una “liposucción química”.

Se consiguen unos resultados que permanecen a lo largo del tiempo ya que al destruir dichas células se impide que se vuelvan a cargar de grasa. Por lo tanto, se trata del único tratamiento no invasivo capaz de eliminar las células grasa de la zona submentoniana además de evitar la flacidez subyacente que suele aparecer al eliminar las células adiposas.

¿A quién está dirigido este tratamiento?

El tratamiento está indicado para aquellos pacientes, mujeres u hombres que deseen eliminar de forma permanente y sin cirugía la grasa localizada en la zona submentoniana, ya sea leve o moderada. También es indicada para aquellos que deseen una mejor definición del contorno mandibular.

Al empezar, el doctor evaluará la zona a tratar y la piel comprobando que esta sea elástica y con capacidad de retracción. Será fundamental un correcto diagnóstico y una discusión previa para la obtención del resultado que se espera. Si estás interesado, es recomendable solicitar una consulta previa con nuestro especialista para valorar si esta técnica es adecuada para tu caso. Así podrás recibir un diagnóstico personalizado.

Duración

En la primera consulta, nuestro equipo médico realizará un diagnóstico para conocer las características y necesidades de cada paciente. Será necesario un mapeo minucioso de la zona para establecer los puntos de infiltración, que variarán según las necesidades de cada paciente.

El tratamiento está pensado para aplicarse en varias sesiones. Generalmente se requieren de 3 a 6 visitas para obtener los resultados deseados. La primera de ellas será la más larga y podrá extenderse hasta 45 minutos, mientras que para las otras bastarán 20 minutos. En estas últimas sesiones el doctor se dedica principalmente a aplicar el medicamento en la zona submentoniana. Es conveniente dejar pasar un mes entre sesión y sesión para dejar actuar el producto y que la zona se desinflame . Las indicaciones pueden variar dependiendo del paciente así que es recomendable acudir a consulta con un especialista para que seas informado convenientemente.

Para reducir la incomodidad de las inyecciones es normal aplicar una crema anestésica tópica, infiltrar la zona previamente con anestesia local o, incluso, aplicar frío a la zona para reducir la sensibilidad. Es un procedimiento muy sencillo y no invasivo que ofrece grandes resultados para aquellos pacientes que buscan reducir la grasa de la papada. Los  resultados son notorios y permanentes, por lo que no requiere retoques constantes.

¿Quién no debería realizarse esta reducción de papada sin cirugía?

Este tratamiento estético no es recomendado para mujeres embarazadas o que están en periodo de lactancia. Por lo tanto, si una mujer cree que podría estar encinta o tiene intención de quedarse embarazada es mejor posponer dicha intervención. Tampoco está indicado para niños o adolescentes.

Obviamente, si el paciente es alérgico al ácido desoxicólico o a alguno de los demás componentes del medicamento, éste no podrá ser inyectado. Además, en el momento de la intervención se deberá vigilar que no se presente ningún tipo de infección en la zona de la barbilla o del cuello, zonas donde se va a inyectar el medicamento. Si fuera así es mejor dejar pasar unos días para que la infección remita y luego poder aplicar la solución medicamentosa con todas las garantías.

Belkyra contiene 4,23 mg de sodio por ml, lo cual deberá ser tenido en cuenta y comentado por el doctor ya que aquellos pacientes que deban seguir una dieta baja en sodio no serán adecuados para recibir este tratamiento. Además, cabe añadir que aquellos pacientes que sufran de un trastorno dismórfico o que presenten expectativas alejadas de la realidad tampoco serán candidatos adecuados para someterse al tratamiento. Siempre es importante que el paciente tenga una idea clara de los resultados que puede ofrecer la intervención para que la realidad no se aleje de sus expectativas.

Precio de quitar la papada

El importe final del tratamiento puede variar dependiendo del centro que escojamos, si recurrimos a cremas dermoestéticas para que terminen de perfilar el resultado final y otros múltiples factores. Los distintos perfiles de pacientes, con descolgamientos leves o más pronunciados también influyen en el precio final. No necesitará el mismo tratamiento una persona que presente una papada muy prominente a aquella que sea más discreta.

El coste suele oscilar entre los 1.000€  y 2.000€. Este importe deberá incluir la consulta de diagnóstico y valoración, las sesiones con el doctor y una consulta a los tres meses para evaluar el resultado y considerar, si se diera el caso, otra sesión. De todos modos, es importante comentar este aspecto con el doctor en la primera sesión para que nos pueda resolver todas las dudas. También podrá hacer una descripción a simple vista del perfil de cliente, según la forma y gravedad de la denominada papada.

Cuidados tras esta reducción de papada

Durante la intervención puede aparecer una ligera sensación de quemazón en la zona pero por lo general es un procedimiento muy bien tolerado y que genera mucha satisfacción en el paciente por sus resultados. Después del tratamiento, el paciente podrá reanudar de forma inmediata las actividades diarias, sin mediar ningún tipo de reposo.

Sin embargo, tras la aplicación de Belkyra es normal que haya inflamación en la zona tratada. La hinchazón durará unos días aunque no se extenderá más en el tiempo. Las molestias locales, normales después de haber pinchado e infiltrado la zona, son muy llevables y siempre nos podemos ayudar tomando un analgésico y antiinflamatorio normal. De forma más ocasional puede aparecer algún hematoma que desaparecerá con el paso de los días. En este caso, también se recomienda consultar con el doctor, para facilitar que desaparezca dicho hematoma.

Los resultados no son visibles inmediatamente aunque, a partir de los primeros días, ya se pueden empezar a apreciar los efectos. Tendremos que esperar de seis semanas a tres meses desde la última sesión para ver el resultado definitivo y valorar si hará falta una intervención más para conseguir el resultado buscado. Por lo general, un buen diagnóstico inicial ayuda a reducir la posibilidad de tener que hacer posteriores inyecciones correctoras.

¿Es seguro? Efectos secundarios de la reducción de papada

Es un tratamiento no invasivo y muy seguro para el paciente que quiera eliminar la grasa localizada en la zona anterior del cuello. Como todos los medicamentos puede tener contraindicaciones y efectos secundarios que dependen de diferentes factores. 

El más común, como hemos mencionado anteriormente, es la hinchazón de la zona durante los días posteriores a la sesión. Con la utilización de un analgésico o un antiinflamatorio es un efecto adverso muy sobrellevable. Además puede venir acompañado de un entumecimiento de la zona. El enrojecimiento de la piel después de recibir el tratamiento también puede aparecer y la aparición de algún hematoma no debería alarmarnos. En este caso, como comentábamos anteriormente, lo mejor es avisar simplemente al especialista en cuestión.

Como efectos secundarios menos frecuentes nos podemos encontrar con tensión en la zona dónde se ha aplicado el tratamiento, dolor de cabeza y náuseas. Las autoridades sanitarias mencionan que de forma extraordinaria se puede producir un daño en el nervio de la mandíbula o necrosamiento de la zona. Este tipo de casos son estadísticamente anecdóticos y cabe recordar que es un medicamente aprobado por la EMA (Agencia Europea del Medicamento) y la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de USA).

¿Qué ejercicios adicionales se pueden hacer para quitar la papada?

Tal y como hemos comentado al principio del artículo, la grasa acumulada en la zona anterior al cuello es muy difícil de tratar.  Responde bastante mal a dietas y ejercicios porque normalmente es producida por factores genéticos o por el simple paso del tiempo. Por lo tanto la mejor solución, especialmente si se presenta una papada más descolgada, es someterse a un tratamiento. Belkyra es una intervención que ofrece resultados muy satisfactorios que no pueden igualar los ejercicios realizados de forma casera.

Dicho esto, sí que existe una rutina de ejercicios que nos puede ayudar a fortalecer los músculos del cuello y del rostro y que servirán como complemento perfecto para combatir la flacidez de  la zona. Para observar resultados hará falta ser constante y dedicarle unos minutos al día. Realizar una intervención con Belkyra y practicar estos ejercicios es una combinación perfecta.

A continuación hay unos ejercicios que se pueden probar:

  • La “O”: Para empezar este ejercicio hay que sentarse con la espalda totalmente recta y los hombros relajados. Tira la cabeza hacia atrás y cierra los labios, buscando formar una “O” con ellos. Mantener la posición de extensión del cuello mientras los labios están cerrados en forma de “O” unos veinte segundos aproximadamente. Este ejercicio tensa la papada y permite que la zona coja un buen tono muscular.

 

  • Tocar la nariz con la lengua: El nombre del ejercicio es bastante ilustrativo de lo que pide. Manteniendo la cabeza recta y mirando al frente, se debe sacar la lengua y estirarla todo lo que se pueda, tratando de tocarse la nariz con la punta de la lengua.

 

  • Lengua al paladar: En este ejercicio se vuelve a adoptar la postura del primero, cabeza hacia atrás y hombros relajados. En este caso, deberás sonreír y presionar la lengua contra el paladar superior.  Aguanta la postura 10 segundos y haz 10 repeticiones.

 

  • Besar el techo: Para este ejercicio hay que ponerse en pie y dejar los hombros relajados y los brazos colgando. Extender la cabeza y el cuello hacia el techo y fingir besarlo. El objetivo es notar el endurecimiento de los músculos del cuello y barbilla.


Todos estos ejercicios ayudan a mejorar el tono muscular de la zona y por lo tanto a que se vea un cuello más definido.