Microinjerto

microinjerto capilar

MICROINJERTO EN HOMBRES Y MUJERES

La alopecia es un problema que afecta a mujeres y hombres, indistintamente. Su causa puede ser muy variada, siendo lo más conveniente acudir a un experto en dermatología. Una vez estudiado cada caso de forma individualizada, podrá efectuarse un tratamiento como el microinjerto.

Un 20% de las mujeres de entre 30 y 40 años en España sufren algún tipo de alopecia. Empiezan a notar que el pelo se debilita, pierde brillo y fuerza, además de caerse cada vez con más frecuencia. Los hombres por lo general, son quieres más sufren este problema, y en muchas ocasiones se trata como un tema tabú en nuestra sociedad. En Top Clinic disponemos de lo último en tratamientos capilares para la alopecia, tanto masculina como femenina, como: radiofrecuencia capilar, mesoterapia capilar, bioestimulación capilar, revitalización integral de folículos o tratamientos médicos inyectados, entre otros.

Llámanos y resolvemos todas tus dudas por teléfono.

Recupera la juventud de tu pelo

Son muchas las causas que ocasionan este tipo de problemas, como los cambios hormonales, situaciones de estrés, enfermedades de hipotiroidismo, trastornos autoinmunes…
¿Estás detectando este tipo de problema? ¿te preocupa la caída del cabello? ¡Ponte en contacto y te ayudaremos en tus necesidades!
microinjerto capilar

La felicidad es bella

Queremos verte feliz, porque no hay nada más bello que la felicidad.

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para agendar una cita en una de nuestras clínicas:

Pide cita GRATIS

Tratamientos para la alopecia

La alopecia comprende diferentes causas, desde una enfermedad dermatológica, hasta los efectos de un medicamento o la llamada androgénica. Para conocer cuál es el tratamiento más idóneo para tratarla es preciso conocer su causa. En este sentido, es más sencillo atender una pérdida de cabello debido a la falta de nutrientes, con tan solo ajustar la dieta, incluyendo alimentos ricos en vitaminas y minerales.

Por otro lado, ante los efectos secundarios creados por fármacos, el especialista puede reducir la toma o, en su efecto, cambiarlo, siempre que no contravenga a la salud del paciente. Pero cuando la caída capilar se debe a cuestiones genéticas, lo más acertado es recurrir al trasplante capilar por medio de microinjertos, e incluso a la terapia con láser.

Alopecia en hombres y mujeres: principales diferencias

Cuando se habla de alopecia en hombres y en mujeres, pueden percibirse muchas diferencias a la hora de tratar este problema. Una de las cuestiones más importantes tiene que ver con la aceptación social, aunque no se puede dejar de obviar la carga genética, tan perceptible en el sexo masculino.

Una escala diferente para medir la alopecia entre los géneros

A pesar de que las causas de la alopecia en mujeres y hombres pueden partir del mismo origen, su manera de medirla es completamente distinta. En ambos casos se usa una escala, teniéndose en cuenta una pérdida mayor de cabello en el sexo masculino. De esta forma, se establecen hasta siete niveles en los varones, mientras que en las féminas se califican en cinco.

La escala de Hamilton está indicada para medir la alopecia en el hombre. Desde el primer al tercer grado todavía se considera que pueden tomarse medidas preventivas. Mientras, del grado cuarto al séptimo, se entiende por pérdida definitiva. Así, los primeros grados analizan la pérdida capilar en las zonas de la frente y de la coronilla. El resto de grados se centran en una alopecia más avanzada, que ataca a la nuca, las orejas y el área frontal.

La escala de Ludwig se utiliza para el género femenino, dividiéndose en cinco grados. Se empieza analizando la zona central de la cabeza y se termina en el quinto grado, en donde se percibe la pérdida capilar en los laterales, por el área de las orejas. Sin duda, en el caso de la mujer se tienen en cuenta áreas localizadas, en comparación al hombre.

La aceptación social
No cabe duda que en ambos casos se suele padecer una pérdida de la autoestima en quien padece de alopecia. Pero, socialmente, se acepta que el hombre tiene más posibilidades de perder el cabello. Esto hace que, de alguna forma, muchos varones acepten la calvicie e, incluso, la pongan de moda o pretendan marcar tendencia.

El caso de la mujer es más complicado, ya que su feminidad, a través de los años, ha estado muy asociada al volumen de su cabello. De ahí que la pérdida de pelo sea más señalada y suponga para la afectada una bajada considerable en su autoestima. Aunque se han podido ver casos que intentan normalizar esta situación, no deja de ser duro para quien lo sufre.

El factor genético y los procesos hormonales
No se pueden dejar de lado los procesos hormonales que, aunque afectan a ambos sexos, parecen más arraigados en la mujer que en el hombre. El género femenino debe pasar por cambios que afectan a sus hormonas desde su primera menstruación hasta la menopausia. La pérdida capilar puede afectar temporalmente, sin provocar una pérdida permanente.

En el caso del varón, suele notarse una menor frondosidad capilar a partir de los 30 o 40 años, que no en todos se da. Cuando está presente el factor genético, el sexo masculino puede ver una pérdida irreversible por esta edad, que irá progresando en menor o mayor manera conforme pase el tiempo.

¿Qué es un microinjerto capilar?

El microinjerto es un proceso sencillo y una de las soluciones más efectivas contra la alopecia. Consiste en el autotrasplante de unidades foliculares que con un correcto mantenimiento crecen y no se vuelven a caer, ya que así están programados genéticamente.

Consiste básicamente en extraer de manera individual (pelo a pelo) el cabello de una zona donante (sana) como puede ser los laterales o la zona trasera e implantarlo en una zona receptora (zona despoblada) como pueden ser la coronilla o las entradas.

FUE ADVANCE RESTORE / FUE dhi / ZAFIRO

Es un protocolo clínico de restauración capilar que combina las últimas técnicas en microcirugía capilar, ofreciendo una mayor tasa de supervivencia de los folículos así como una mejora sistemática de la recuperación de la zona donante postoperatoria.

Es una técnica que permite elegir la profundidad y la dirección de crecimiento de cada cabello implantado. Gracias a los punch de 0.7 milímetros, conseguimos adicionalmente mejorar la recuperación de la zona donante. Con esta técnica logramos mayor densidad, hasta 70-90 injertos capilares por centímetro cuadrado.

¿Cuáles son los requisitos para el trasplante de pelo?

El trasplante capilar está indicado para pacientes hombres y mujeres a partir de la mayoría de edad (18 años), con alopecia androgénica o cuando se ha perdido densidad capilar y se desea recuperarla, así como otros tipos de alopecia como la cicatricial, la alopecia fibrosante o en pacientes con quemaduras o calvas producidas por radioterapia.

El paciente debe disponer de una buena zona donante (nuca y zonas laterales, unos 70 folículos por centímetro cuadrado de pelo sano y grueso). Es muy importante tener la caída de cabello completamente estabilizada antes de realizar el microinjerto.

Técnicas de injerto capilar

Algunas de las principales técnicas de injerto capilar para frenar la alopecia son:

Injerto capilar sin rapar

El injerto capilar sin rapar la cabeza es una solución ideal para hombres y mujeres que por razones laborales o estéticas desean que no se les note que se han realizado un implante. Esta técnica tiene sus ventajas y limitaciones.

Implante de cejas

El trasplante de cejas es la forma más natural de lucir unas cejas tupidas y sin calvas, es una solución definitiva, natural y eficaz para corregir los fallos de la zona supraorbitaria mediante una selección de unidades foliculares idóneas.

Implante de barba o bigote

El injerto de barba o bigote es la solución definitiva para la falta de crecimiento, las calvas o la escasez de vello facial en los hombres. Mediante la técnica FUE MADRID DHI se corrigen imperfecciones en el vello facial.

Preoperatorio de microinjertos

Será necesario la realización de un pequeño preoperatorio con analítica de sangre para descartar problemas de salud existentes que impidan la ejecución correcta del implante.

¿Cómo es el proceso del microinjerto capilar?

El injerto capilar para frenar la alopecia se realiza con anestesia muy suave pero muy efectiva, prácticamente indolora, una vez aplicada, no sentirás absolutamente ninguna molestia durante la cirugía. No requiere de hospitalización.

Ahora bien, el proceso para realizar un microinjerto es el siguiente: 

  1. Selección de Folículos: el equipo médico evaluará la calidad de las unidades foliculares y seleccionará minuciosamente las destinadas al implante capilar, diferenciando cada una de ellas en función de la zona donde vaya a ser implantada. Estas unidades foliculares están programadas genéticamente para no caerse.
  2. Diseño de la primera línea: uno de los momentos más importantes de la intervención es el análisis de la estructura anatómica de la cabeza, la edad y la cantidad de folículos de un solo cabello para ser implantados en la primera línea frontal con el ángulo y profundidad necesaria, obteniendo máxima densidad y resultados naturales. Este diseño se realizará de forma conjunta entre el cirujano y el paciente.
  3. Tratamiento de bioestimulación capilar: durante la intervención realizaremos un tratamiento capilar de bioestimulación para aportar los nutrientes necesarios a las unidades foliculares consiguiendo un mayor anclaje y aumentando la tasa de supervivencia

¿Cómo es el postoperatorio tras un microinjerto?

Se incluyen todas las consultas pre y postoperatorias que fueran necesarias para la realización del proceso, en ellas el doctor llevará un seguimiento y valorará la evolución del injerto, recomendando tratamientos farmacológicos o médicos en caso de ser necesario.

¿Cuándo se pueden ver los resultados del microinjerto capilar?

Durante el primer mes después de la intervención, las costras irán desapareciendo.

El segundo mes empezará a salir nuevo pelo en la zona injertada.

A partir del quinto mes ya se nota un gran cambio porque el pelo tiene mayor densidad.

Finalmente, será a partir del octavo mes cuando podremos ver el resultado final.