Hilo tensor (corporal)

hilo tensor corporal

¿En qué consiste el tratamiento del hilo tensor corporal?

¿Sabes lo que es un hilo tensor corporal? Es un tipo de lifting que ayuda a combatir y minimizar la pérdida de firmeza y flacidez corporal. Actualmente este tratamiento está consolidado como uno de los mejores para estimular el rejuvenecimiento de la piel, ¡no esperes más y ven a probarlo en Top Clinic

La elevación por hilo o elevación por hilos se trata de una elevación sin operación. Este método de medicina estética permite tensar los tejidos distendidos tras la flacidez de la piel. Este lifting médico se puede realizar en diferentes zonas del cuerpo, para reafirmar y redefinir una silueta cuyos contornos envejecen.

Llámanos y resolvemos todas tus dudas por teléfono.

La felicidad es bella

Queremos verte feliz, porque no hay nada más bello que la felicidad.

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para agendar una cita en una de nuestras clínicas:

Pide cita GRATIS

¿Para qué sirve el hilo tensor corporal?

Los hilos tensores corporales es una técnica con la que se consigue en la piel los efectos deseados de manera casi inmediata. El objetivo es luchar contra la flacidez del cuerpo, especialmente acusada en abdomen, cuello y antebrazos. Por eso, también se les conoce como hilos mágicos.

Es un tratamiento muy novedoso y específico que consiste en unos hilos tensores que se introducen en la dermis y que genera a su alrededor una fibrosis que induce al autolifting biológico. En ciertos casos, los profesionales recomiendan realizar otros tratamientos previos al hilo para provocar la maneración de colágeno. De esta forma, los resultados son más duraderos y visibles.

Las ‘alas de murciélago’ o piel que cuelga de los brazos, es una de las maravillas que los hilos tensores evitan cuando se colocan en esta zona. Es más, después de la sesión ya se puede apreciar una mayor tonicidad y con el paso del tiempo, la piel se redensifica para mejorar la firmeza de esta parte del cuerpo.

Lo mismo sucede con la cara interior de los muslos. Esta es otra zona en la que se produce una mayor descolgamiento de la piel. En un primer momento, se observará un efecto lifting y en poco tiempo, la producción de colágeno se reactivará haciendo que la piel gane volumen.

Los pacientes que quieran elevar su trasero, también pueden recurrir a este tratamiento. Con el mismo, se mejora la forma de los glúteos sin necesidad de practicar ningún tipo de cirugía. En el abdomen los hilos tensores aumentan la tensión de esta zona para acabar con la flacidez de un modo sencillo y rápido.

En todos los casos, la misión de los hilos tensores es guiar al colágeno para que pueda llegar a las zonas que presentan una mayor flacidez y descolgamiento. El material que se emplea es el que viene siendo utilizado desde hacer años en cirugía general para suturar. Sobre todo en la especialidad de cirugía cardiovascular, ya que son reabsorbidos por el propio organismo en poco tiempo.

La duración de este tratamiento es de doce a dieciocho meses dependiendo de la edad, del grado de flacidez, del tipo de piel y por supuesto, de la respuesta de cada paciente. Una vez realizado el tratamiento, en la primera semana especialmente, se va a poder observar un “efecto lifting” consecuencia del edema y que va a desaparecer en pocos días.

Pasadas unas tres semanas, se empiezan a ver realmente los resultados que van mejorando progresivamente hasta conseguir el estado óptimo al tercer mes del procedimiento. Dependiendo de la zona a tratar y del grado de flacidez de esta, se puede programar otra aplicación de refuerzo transcurridos dos o tres meses desde la primera aplicación.

Principales beneficios del hilo tensor corporal

Este método antiedad goza de una enorme popularidad entre los pacientes, además de numerosas ventajas ante otras técnicas utilizadas dentro del campo de la medicina estética. De hecho, los hilos mágicos se han convertido en una técnica muy demandada y buena parte de ello es debido a los beneficios que ofrece.

El tiempo.
Se trata de un tratamiento muy rápido, ya que en una única sesión que dura entre treinta y sesenta minutos, se pueden lograr los efectos que se desean.

Sin postoperatorio
El paciente se puede reincoroporar a su vida diaria de manera inmediata.

Anestesia local suave
Los hilos tensores corporales se aplican con un poco de anestesia local suave, por lo que no requerirás ningún tipo de vigilancia posterior.

Compatibilidad
No producen rechazos ni alergias y son imperceptibles, visiblemente hablando, e indetectables al tacto.

Resultados muy naturales
Este método es apenas molesto y nada invasivo, además de ofrecer unos resultados de lo más naturales.

Cuidados tras ponerse un hilo tensor corporal

Una vez realizado el tratamiento corporal requerido con los hilos tensores, es necesario seguir una serie de cuidados para conseguir los resultados esperados sin ningún tipo de complicación.

Frío local
Nada más acabar este procedimiento, lo más recomendable es aplicar frío local, tanto de manera inmediata, como durante las horas siguientes. Para ello, se puede usar hielo colocado en una tela para no dañar la piel. Se debe aplicar durante unos diez minutos y después dejar descansar la piel una hora hasta la siguiente aplicación.

Lavar bien la zona
Transcurridas cinco horas, hay que lavar la zona tratada con suavidad con un antiséptico y sin realizar movimientos bruscos. De esta forma se reduce la posibilidad de sufrir una pequeña infección en esta área.

Hematomas y molestias
Después de la colocación de los hilos tensores es normal que aparezcan algunos suaves hematomas y pequeños dolores que van a desaparecer por sí solas en pocos días. En cualquier caso, el especialista puede recomendar la aplicación de alguna pomada para aliviar las molestias.

Masajes
Hay que evitar recibir ciertos tipos de masajes bruscos en esta zona. Generalmente, hasta que no ha pasado un mes después de haberse realizado el tratamiento, no se aconseja recibirlos.

Drenaje linfático
Existen algunos expertos que recomiendan someterse a un drenaje linfático después de cuatro días. El objetivo es bajar la inflamación, así como activar la absorción de los hilos colocados. Este drenaje consiste en realizar un suave masaje con movimientos muy lentos y que siempre tienen que ser realizados por un profesional.

Si estás pensando en realizarte un tratamiento con hilos tensores, acércate hasta nuestra clínica Top Clinic Madrid. Contamos con los mejores especialistas estéticos y los cirujanos con más experiencia del mercado. Pide tu primera cita gratuita y nuestros expertos te podrán asesora sobre cuáles son los posibles tratamientos para hacer que te sientas mucho mejor y con varios años menos.