Telangiectasias

telangiectasias

¿Qué son las telangiectasias?

¿Alguna vez te habías preguntado cómo se llamaban las pequeñas venitas rojas que salen en nuestro cuerpo y rostro? Pues sí, tienen nombre, telangiectasias. Suelen aparecer en el rostro cerca de las fosas nasales o en las mejillas y en las piernas en muslos y pantorrillas.  Disponemos de dos tratamientos para reducir y eliminar estas pequeñas imperfecciones rosas que tanto nos molestan (láser y escleroterapia química). El objetivo es  conseguir que tu piel recupere su aspecto natural.

¿Te animas a que valoremos tu caso en Top Clinic?

Llámanos y resolvemos todas tus dudas por teléfono.

La felicidad es bella

Queremos verte feliz, porque no hay nada más bello que la felicidad.

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para agendar una cita en una de nuestras clínicas:

Pide cita GRATIS

¿Qué son las telangiectasias?

Reciben este nombre los vasos sanguíneos dilatados de pequeño tamaño. Aparecen en distintas partes del cuerpo y suelen ser inofensivos. Se consideran un síntoma de una patología que habría que analizar. La variante hemorrágica se denomina también enfermedad de Osler-Weber Rendu. Su origen es genético. En este caso, aparecen síntomas como las hemorragias nasales o el sangrado por el tracto intestinal. En ambos casos podrían provocar anemia. La gravedad de esta dolencia es variable. Por ello, se exige un estudio detallado de cada persona para certificar su alcance.

¿Cuáles son las causas de las telangiectasias?

Son diversas, especialmente las que provocan su aparición en la cara. Se resumen en el siguiente listado:

  • Padecer rosácea, afección que provoca el enrojecimiento de la piel del rostro.
  • El paso de los años.
  • Estar embarazada.
  • Exponerse al sol sin protección.
  • Tener venas varicosas.
  • Un exceso de uso de cremas con esteroides.
  • Un traumatismo en la zona afectada.
  • Llevar ropa demasiado ajustada.
  • Estar de pie o sentado/a durante varias horas diariamente.
  • En lo que respecta a las posibles enfermedades asociadas, es importante mencionar las más habituales como:
  • La ataxia. Dolencia que afecta al equilibrio y a la coordinación de movimientos.
  • La piel marmórea. Su definición completa incluye los términos telangiectásica congénita. En la piel aparecen parches rojizos.
  • El síndrome de Bloom. Provoca que la persona no crezca y que su piel sea muy sensible a los rayos UV. La cara de estos pacientes suele estar enrojecida.
  • Hemangioma plano provocado por el síndrome de Kippel-Trénaunay-Weber o por la enfermedad de Sturge-Weber.
  • El lupus.
  • El síndrome CREST. Es una variante de esclerodermia que afecta a las células que recubren las paredes de las arterias de menor tamaño.
  • Xerodermia pigmentosa. Altera el tejido y la piel que rodea los ojos. Se experimenta sensibilidad a los rayos UV.

¿Cómo hacer desaparecer las telangiectasias?

Es importante aclarar que si bien es imprescindible establecer cuál es la enfermedad que las provoca, se trata de lesiones benignas. Las técnicas que se utilizan para eliminarlas son:

  • La electrocoagulación. Se utilizan agujas muy finas por las que pasan ondas de alta frecuencia. Progresivamente,, van aumentando de temperatura, lo que favorece la coagulación de los vasos sanguíneos afectados. Esta opción es la más empleada para corregir lesiones vasculares de color rojo que no presenten demasiado volumen.
  • El láser y la radiofrecuencia. Se aplican para bloquear la entrada de sangre en los vasos que tienen la anomalía provocando así su esclerosis. Ambas técnicas son las más empleadas en casos varices más profundas. Se emplea un catéter que llega hasta el área de tratamiento. La técnica elegida logra cerrar el diámetro de la vena y solucionar el problema.
  • Ultrasonido. En casos de crecimiento del tamaño de las válvulas es la opción más aconsejable para evitar la insuficiencia venosa.

Arañitas vasculares en la cara o venitas rojas en la nariz

Si las técnicas anteriores son eficaces en el tratamiento de las telangiectasias en las extremidades inferiores, las que aparecen en la cara exigen otro tipo de aproximación. La opción más eficaz es la luz pulsada. Va acompañada del láser y tiene como objetivo provocar explosiones de luz sobre las venas. Ello facilita que las arañas vasculares vayan desapareciendo progresivamente.

El número de sesiones de entre 30 y 45 minutos de duración suele estar entre las dos y las seis. El paciente puede experimentar una quemazón durante el tratamiento que se soporta con facilidad. De no ser así, es suficiente con aplicar una crema de efecto frío para eliminar este síntoma.

¿De qué manera se pueden eliminar las venas faciales sin dolor?

El primer paso es someterse a una valoración clínica por parte de un especialista. Resulta imprescindible llevar a cabo este proceso, ya que incide directamente en la elección del tratamiento más adecuado. Los factores genéticos y otras enfermedades ya mencionadas podrían desaconsejar algunas alternativas. La fototermólisis selectiva es de gran ayuda porque permite que el paciente no tenga que interrumpir su rutina. De hecho, es posible, mediante luz pulsada, modificar los vasos sanguíneos defectuosos sin que los tejidos cercanos se enrojezcan.

Esta alternativa consigue que las telangiectasias tratadas se difuminen casi totalmente. En las personas con piel clara o rosada la desaparición no será total, puesto que las arañas vasculares son habituales en su tipo de piel. Además, todo dependerá, como se ha comentado, de la salud del paciente y del número de sesiones que se programe para terminar con la lesión.

¿En qué consiste el postratamiento de las telangiectasias?

El especialista recetará el uso diario de protección solar factor 50 tanto en interiores como en exteriores. En este último caso, es necesario aplicar la crema cada tres horas. No es conveniente tomar el sol durante el mes siguiente a la intervención. Al observar el área tratada, es habitual que aparezcan algunas venas inflamadas o enrojecidas. Irán desapareciendo a medida que se utiliza la crema antiinflamatoria o el gel regenerador recetado. En los primeros días, hay que aplicarlo continuamente para nutrir la piel.

De aparecer alguna cicatriz, se receta una crema cicatrizante que debe usarse por la noche. No es conveniente la práctica deportiva de alta intensidad o acceder a saunas o spas el mismo día del tratamiento. Debe aclararse que el paso del tiempo puede provocar la aparición progresiva de nuevas arañas vasculares. Para evitarlas, es oportuno alargar el uso de la protección solar y evitar las causas más habituales, salvo las genéticas, en un apartado anterior. Podrían recomendarse sesiones de mantenimiento que asegurasen los resultados obtenidos en los meses posteriores.

Así, las telangiectasias son una alteración corregible y superable. La valoración clínica y la predisposición de cada paciente a padecerlas son dos de los factores a tener en cuenta. Solo los expertos en tratamientos estéticos aseguran un óptimo resultado y su eliminación progresiva tras aplicar algunas de las técnicas comentadas y expuestas con anterioridad.