Celulitis

celulitis

¿En qué consiste el tratamiento de la celulitis?

La celulitis es una condición que afecta prácticamente al 85 % de las mujeres y al 15 % de los hombres, principalmente en países desarrollados. No se considera una afección patológica, sino una formación de hoyuelos en la piel estéticamente perturbadora. Se puede detectar gracias a su característica apariencia de ‘piel de naranja’ o ‘requesón’.

La celulitis puede afectar a todas las mujeres, sea cual sea su morfología, en un momento u otro de su vida. Estas bolas de grasa en los muslos, las caderas o las nalgas, muy antiestéticas, nos estropean la vida. Nos hacen dudar de aparecer en traje de baño. Nos obligan a llevar ropa que no nos gusta especialmente.

Para deshacerse de la celulitis en las piernas y recuperar una figura de ensueño, se pueden considerar varias soluciones. En Top Clinic trabajamos con algunas de ellas. 

Llámanos y resolvemos todas tus dudas por teléfono.

La felicidad es bella

Queremos verte feliz, porque no hay nada más bello que la felicidad.

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para agendar una cita en una de nuestras clínicas:

Pide cita GRATIS

¿Por qué aparece la celulitis?

La celulitis se forma cuando las bandas fibrosas, llamadas tabiques, que conectan la piel con la fascia muscular subyacente, se tensan de manera irregular, tirando de la piel hacia abajo, o comienzan a romperse, permitiendo que la capa normal de grasa debajo de la piel empuje hacia arriba. Esto da como resultado la característica apariencia arrugada.

Por otro lado, a medida que las mujeres comienzan a acercarse a la menopausia, el estrógeno disminuye. De los 25 a los 35, es cuando se empieza a ver la aparición de la celulitis. El estrógeno tiene un impacto en los vasos sanguíneos y, cuando empieza a disminuir, se pierden receptores en los vasos sanguíneos y los muslos, por lo que se reduce la circulación. Con ello, se recibe menos oxígeno y nutrición en esa área y, además, la producción de colágeno se ve mermada. El edema también causa cambios celulares que pueden provocar esta condición.

Algunas otras perspectivas indican que la inflamación también puede tener un papel clave. Así, si existe una aparición difusa de células inflamatorias crónicas, incluidos macrófagos y linfocitos en tabiques fibrosos, se puede producir fácilmente adipolisis y atrofia dérmica.

Tipos de celulitis

Ciertos tipos de celulitis muestran características clínicas diferentes. Existen distintos tipos que se han de conocer.

Celulitis dura o fibrosa
Esta se caracteriza por estar muy localizada, al punto de mostrarse como dura y firme al tacto. Es importante destacar que no presenta síntomas dolorosos. Es relativamente frecuente en personas jóvenes. Puede distribuirse en los trocánteres, en pliegues de glúteos e incluso en la zona interna de las rodillas. También puede aparecer asociada a estrías.

Celulitis blanda o flácida
Esta es una de las más frecuentes. Normalmente, se presenta a edades más tardías en comparación con la anterior. Pueden observarse acúmulos de grasa a simple vista y hoyuelos característicos. Al tacto suele notarse con una textura esponjosa. Existe una cierta predisposición con herencia genética para padecerla. Además, puede ir acompañada de otros signos característicos, como pueden ser las arañas vasculares, el edema, las varices o los dolores musculares.

Celulitis edematosa
Este tipo es muy frecuente en personas jóvenes que, aparte, tienen piernas muy gruesas. Puede notarse un tacto endurecido por la acumulación linfática existente. Puede distribuirse por toda la pierna. Lo curioso es que, cuando se presiona, puede perdurar la huella dejada durante cierto tiempo. Además, esta forma de celulitis puede aparecer en combinación de alguna de las dos anteriores, haciendo que su aspecto pueda parecer amoratado por la disminución del riego sanguíneo y de la linfa.

¿Qué se puede hacer para eliminar la celulitis?

Algunos ejercicios básicos son las sentadillas o el salto de comba, que permiten fortalecer glúteos y piernas para disminuir la aparición de esta condición.

Con respecto a la alimentación, es clave llevar a cabo una dieta rica en antioxidantes para reducir los radicales libres que también pueden dañar las estructuras de la piel. Así, tomar a diario un puñado de frutos secos y de frutas puede ser beneficioso. Es clave, además, suplementar en compuestos antioxidantes, como pueden ser en la vitamina C, en selenio y en vitamina E.

La hidratación también es fundamental, así como consumir alimentos con grasas saludables ricos en omega-3 (olivas, aguacate, etcétera). Es relevante disminuir el consumo de alcohol, pues puede precipitar también la aparición de celulitis al ser una bebida proinflamatoria.

Por otro lado, es importante terminar con el hábito tabáquico en caso de tenerlo. Los radicales libres del tabaco pueden disminuir la capacidad de regeneración del organismo y causan daños irremediables en los tejidos dérmicos.

Algunos tratamientos estéticos pueden ser esenciales, como la mesoterapia. Si se habla de tratamientos más invasivos, pueden ser esenciales la terapia con láser, la liposucción, la lipoescultura e incluso los farmacológicos.

Tratamientos estéticos para eliminar la celulitis

A continuación, comentamos los métodos estéticos para ello.

Endermología
La base de varias técnicas de masaje-succión utilizadas para el tratamiento de la celulitis se centra en la premisa que la condición es causada por problemas de circulación.

Liposucción
La liposucción es un método para eliminar células de la grasa y la celulitis, siendo considerada por algunos como un tratamiento excelente para moldear la silueta.

La lipoescultura
Esta técnica ultrasónica puede ser considera incluso como potencialmente más segura y menos destructiva para reducir la celulitis que la liposucción tradicional.

Subcisión
Este es un método invasivo que pretende corregir la estructura anatómica de la grasa subcutánea que produce la celulitis al cortar los tabiques grasos. Tras la inyección de anestesia local, se coloca una aguja de calibre 16 o 18 en la grasa subcutánea para eliminarla.

Fosfatidilcolina
Las inyecciones de este fármaco se han utilizado para tratar la acumulación de grasa localizada en trastornos como la lipodistrofia y los lipomas por VIH.

Láser: el futuro
En la actualidad, existen numerosas investigaciones sobre la posibilidad de corrección no invasiva de la celulitis. Uno de estos sistemas es aquel que combina luz infrarroja cercana a una longitud de onda de 700 nm, radiofrecuencia de onda continua y succión mecánica.