Verrugas

verrugas cara

¿Qué son las verrugas?

Las verrugas son pequeñas infecciones causadas por un virus de la familia del papiloma. Aparecen en la superficie de la piel, en la epidermis, y forman pequeños crecimientos ásperos de la piel. De color blanco o rosa, las verrugas son relativamente contagiosas.

La particularidad es que pueden implantarse en diferentes partes del cuerpo. Hablamos de verrugas comunes cuando se encuentran en las manos, más concretamente en las falanges, las yemas de los dedos y las uñas.

Desde Topclinic tratamos esta patología con láser abrasivo

Llámanos y resolvemos todas tus dudas por teléfono.

La felicidad es bella

Queremos verte feliz, porque no hay nada más bello que la felicidad.

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para agendar una cita en una de nuestras clínicas:

Pide cita GRATIS

Tratamientos indicados para curar la verrugas

Las verrugas son bultos granulares que aparecen en distintas partes de la piel del cuerpo, aunque frecuentemente se localizan en los dedos o manos. De maneración benigna, es decir, no tumorales y ásperas al tacto, tienen un origen viral y son más comunes en la adolescencia e incluso infancia.

Este tipo de excrecencias de la piel son indoloras y tardan de dos a seis meses en aparecer tras la exposición al virus. Algunas de ellas desaparecen con el tiempo, pero otras se curan después de unas semanas o, en los peores casos, seis meses después de un tratamiento adecuado. Eso sí, sin duda será recomendable eliminar las verrugas para que no aparezcan nuevas lesiones en la piel.

¿Cuáles son, precisamente, los tratamientos indicados para curar las verrugas? Son diversos, dependiendo del tipo de bulto:

  • Enfriamiento: se aplica nitrógeno líquido en él.
  • Medicamento exfoliante: el ácido salicílico reduce las capas de uno poco a poco.
  • Cirugía menor: intervención que posiblemente deje una cicatriz.
  • Láser: quema los vasos sanguíneos formados.
  • Otros ácidos, como el tricloroacético

Cada método tiene una eficacia determinada. Esto dependerá de diversos factores. Confiar en un doctor es el primer paso para asegurarse de que el tratamiento elegido para eliminar los bultos será el correcto.

¿Cuáles son las causas de las verrugas?

El virus del papiloma humano, VPH, es el causante de las verrugas comunes, especialmente las cepas 6, 11, 16 y 18. Hay más de 150 tipos de VPH en el mundo, pero no todos provocan la aparición de estos bultos en la piel. El método de contagio es, sobre todo, por medio del contacto cutáneo, ya sea con objetos compartidos o directo. Suele ser frecuente que se transmita por lesiones de la piel.

Este virus puede actuar de manera distinta en las personas, dependiendo de su predisposición genética. Por ejemplo, otros virus relacionados causan estos bultos en genitales e incluso el recto. Lo que está claro es que evitar el contacto con la verruga de alguna persona es clave para evitar el contagio. Si ya se ha producido, hay que lavarse muy bien las manos y no tocarse otras partes del cuerpo antes de hacerlo.

Tipos de verrugas

  • Vulgares o comunes: son de forma redondeada y de tacto rugoso. Se suelen formar en las manos y en los dedos, aunque también es probable su aparición en la cara, el cuello, la planta de los pies e incluso el cuero cabelludo.
  • Genitales: también llamadas condilomas, son blandas y con forma de coliflor cuando son numerosas. Son muy contagiosas, porque la mucosa urogenital es delicada y muy sensible para que se formen heridas que puedan contagiar durante las relaciones sexuales.
  • Filiformes: alargadas y blandas, son comunes en párpados y cuello. Suelen desprenderse solas.
  • Periungueales o subungueales: aparecen bajo las uñas. También pueden aparecer alrededor de estas.
  • Planas: de color blanco o parecido al de la piel. Son de pequeño tamaño y aparecen en grupos.
  • Plantares: se localizan en la planta de los pies y pueden ser dolorosas. En estos casos, una intervención es lo ideal.

¿Cómo se eliminan las verrugas?

Como ya se comentó en el artículo, no siempre es necesario un tratamiento para eliminarlas. Todo dependerá de algunos factores, como el tipo, si causa dolor y la localización, entre otros. Por ejemplo, un bulto que no crezca, no cause molestia o esté en un lugar poco visible no tiene por qué ser eliminado si no se desea.

Las verrugas vulgares, plantares o condilomas sí deben eliminarse, aunque un tercio de estas suele desaparecer por sí solas después de seis meses. En cuanto a tratamientos para lograr su remoción, hay varios:

  • Con ácido salicílico: se aplica directamente sobre la verruga, aunque el paso previo para ello es rasparla con una lima. Este proceso hace que el ácido pueda penetrar fácilmente en ella y su principio activo realizar su labor sobre la piel. Este método suele hacerlo el propio paciente.
  • Enfriamiento o crioterapia: en este caso, el procedimiento lo efectúa el dermatólogo, quien se vale de agentes tópicos como cantaridina.
  • Láser: con este método, el tejido muere y se logra que el bulto se desprenda. Puede ser algo doloroso y provocar cicatrices en algunos casos.
  • Cirugía menor: aunque no es un método tan extendido hoy en día por la aparición de otros tratamientos menos invasivos, sigue siendo una opción para ciertos tipos de bultos.

¿Cuándo hay que estar preocupado por una verruga?

Ya se ha hablado de algunos síntomas e incluso si las verrugas pueden desaparecer de forma espontánea o no. Sin embargo, ¿qué mitos y verdades hay relacionadas con estas? Aquí se enumeran tres mitos importantes sobre este padecimiento.

  • Mito 1: los condilomas son todos benignos. Verdad: no siempre. Hay muchos tipos de verrugas genitales y, ciertamente, la mayoría son benignas e incluso desaparecen por sí mismas. Pero otras no. Hay que estar muy pendientes de la evolución mediante el monitoreo por si cambia el color o la forma. Si eso ocurre, hay que visitar a un especialista.
  • Mito 2: los remedios caseros son efectivos para quitar verrugas. Verdad: no es así. Sí hay algunos métodos que ayudan o complementan las soluciones médicas, como el aloe vera o incluso el ajo. No elimina el bulto pero sí mejora la piel.
  • Mito 3: son dolorosas. Verdad: no siempre. Algunas sí pueden causar dolor, especialmente las de la planta del pie por la presión o fricción. Otras, como las genitales pueden ocasionar picazón.

¿Son contagiosas las verrugas?

Las verrugas sí pueden ser contagiosas, especialmente, como ya se comentó, si no se tiene mucho cuidado en ciertas situaciones. Una vez que una persona tiene una verruga, es importante no eliminarla con las manos, ya que, además de doler, puede crear una herida. Esta herida, como se sabe, puede contagiar o incluso causar una infección más grave.

Lo recomendable es acudir con un especialista. El tratamiento de una verruga tendrá que ver con el tipo, el lugar donde se localice y otros factores. Acudir a un dermatólogo será la mejor solución para evitar males mayores.