Pómulos

pómulos

¿Cómo se pueden resaltar los pómulos?

Los pómulos son una de las zonas más importantes del rostro. Definen la forma del rostro, expresan la sonrisa y embellecen los gestos. Las razones para mejorar esta área tan visible pueden ser muy variadas: exceso de grasa, falta de grasa, bolas de Bichat o decaimiento que se produce con la edad. Por suerte, hay un tratamiento para cada problema.

Mientras la bichectomía se utiliza para eliminar las bolas de Bichat, las microinyecciones de ácido hialurónico sirven para aportar volumen o elevar las mejillas para evitar el aspecto flácido de las mismas a causa de la edad. Además, el ácido hialurónico rellena las arrugas y líneas de expresión, proporcionando una piel más tersa y de aspecto más joven.

El ácido hialurónico no es invasivo (no necesita cirugía), puesto que simplemente consiste en microinyecciones que se realizan bajo la piel. En cuanto a la bichectomía, es un proceso sencillo, rápido y efectivo que apenas dura media hora.

Llámanos y resolvemos todas tus dudas por teléfono.

Tratamientos para los pómulos

estimuladores de colágeno

Estimuladores de colágeno

Precio a consultar

estimulador colágeno

Ácido Hialurónico

Precio a consultar

estimulador colágeno

Lifting facial

Precio a consultar

La felicidad es bella

Queremos verte feliz, porque no hay nada más bello que la felicidad.

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para agendar una cita en una de nuestras clínicas:

Pide cita GRATIS

La importancia de los pómulos en el rejuvenecimiento facial

El paso del tiempo se hace patente de varias maneras: la piel pierde vitalidad, apareciendo manchas y rojeces, aparecen las arrugas de expresión, la flacidez facial, los pómulos pierden volumen, los párpados pueden verse caídos, aparecen bolsas de ojos y se produce el descolgamiento facial, llegando a provocar la aparición de papada.

Como se puede ver, los pómulos juegan un papel fundamental para mantener la silueta del rostro joven. Sus músculos sujetan el resto de las estructuras, incluso las de los ojos. Pero, con la edad, se produce una ligera pérdida de masa muscular, lo que puede hacer que parezcan flácidos y con falta de volumen. A esto se une la disminución de producción de ácido hialurónico en la piel, una sustancia que retiene el agua necesaria para mantener las mejillas turgentes.

Por suerte, el ácido hialurónico puede hacer que los pómulos recuperen el volumen perdido. Su aplicación es conocida para disminuir la presencia de arrugas y líneas de expresión cuando se inyecta en las capas superficiales de la piel. Para obtener el volumen necesario en los pómulos, se llevan a cabo micropunciones en la dermis media o profunda.

Beneficios del aumento de pómulos

La posición elevada de los pómulos está relacionada con la juventud y la belleza. Aunque, en realidad, muy pocas personas disfrutan de esta condición de manera natural. Además, con la edad, esta bonita forma desaparece y se manifiesta en pómulos caídos.

Por suerte, ya es posible levantar los pómulos sin cirugía, lo cual devuelve el aspecto juvenil al rostro. Además, tiene otras ventajas, como:

  • Disminución de arrugas: La piel estará más tensionada gracias al aumento de volumen, lo cual hará que automáticamente desaparezcan las arrugas y líneas de expresión, sin que sea necesaria ninguna intervención más.
  • Equilibran el aspecto de la cara: Si existía alguna asimetría entre las mejillas, esta es corregida gracias a la intervención. La simetría otorga un aspecto perceptiblemente más agradable del rostro.
  • Aportan armonía al rostro: El rostro en general se ve más armónico, incluyendo la mirada y la sonrisa. Además, evitan el aspecto de tener los ojos hundidos.

Además de estos beneficios, tener unas mejillas más bonitas aumentará la autoestima, ya que mejora la percepción de una misma.

¿Por qué se caen los pómulos?

La caída de los pómulos es un efecto natural que se produce con la edad, aunque en algunas personas es más notorio, ya sea por la anatomía de su rostro, por haber perdido peso recientemente, etc. 

Los factores más comunes de la caída de pómulos son:

  • Pérdida de elasticidad de la piel a causa de la pérdida de colágeno y elastina. Esto hace que la zona sea menos capaz de soportar el peso.
  • Pérdida de masa muscular: un proceso que también es normal con la edad.

¿Cómo subir los pómulos sin cirugía?

Gracias a los avances en medicina estética, hay diferentes opciones para subir los pómulos flácidos:

  • Hilos tensores: se utilizan pequeños hilos que se colocan en el tejido subcutáneo, de una forma que levantan la piel del rostro, aportando firmeza.
  • Relleno facial: se aumenta el volumen de las zonas necesarias, normalmente mediante la inyección de ácido hialurónico, hidroxiapatita cálcica grasa autóloga o beta fosfato tricálcico.
  • Radiofrecuencia facial: estas ondas estimulan el movimiento de los fibroblastos bajo las capas de la piel, lo cual hace que luzca más firme y así se evite la caída de los pómulos.
  • Toxina botulínica (bótox): especialmente indicado para hacer desaparecer las arrugas de las mejillas.

¿Qué tratamientos existen para resaltar los pómulos?

Los tratamientos para los pómulos pueden realizarse tanto para retirar esta grasa como para rellenar la misma y dar mayor volumen, de esta forma conseguiremos marcarlos y afinar la forma del rostro dándole un aspecto rejuvenecedor. Algunos de los principales tratamientos son:

Aumento de pómulos mediante tratamientos inyectados

Se suministran unas dosis adecuadas de ácido hialurónico en zonas específicas del rostro para conseguir la proyección del pómulo, y por lo tanto el afinamiento de la mandíbula. Es muy importante utilizar un ácido con reticulación adecuada y un médico con experiencia para obtener el resultado deseado. Es un tratamiento reabsorbible, indoloro (ya que se suministra anestesia tópica) y que no requiere de hospitalización. Según se termina el paciente puede hacer vida normal.

Aumento de pómulos mediante bichectomía o extracción de las Bolas de Bichat

Buscamos conseguir un rostro armónico y perfilado que es, desde hace ya varios años, uno de los ideales estéticos más solicitados por la mayoría de los pacientes. Para lograr este objetivo hay un amplio abanico de intervenciones disponibles, pero pocas son tan sencillas, rápidas y efectivas como la bichectomía o extracción de las bolas de Bichat. La bichectomía permite que en apenas media hora los rasgos faciales se afinen y redefinan de manera asombrosa y, sobre todo, duradera. Este tratamiento consigue realzar los pómulos mediante el afinamiento de la mandíbula, se realiza por un cirujano plástico. No requiere hospitalización y se puede realizar vida normal tras la intervención.

Bichectomía para levantar y rellenar los pómulos

Esta técnica se lleva a cabo para retirar las bolas de Bichat. Estos son dos depósitos de grasa que se ubican a los lados de las mejillas. Normalmente, las tienen los bebés y desaparecen con la edad, pero a veces no es así o desaparecen en menor grado, dando el aspecto de tener mofletes. Con la bichectomía se pueden extraer fácilmente.

La bichectomía se lleva a cabo mediante láser y es necesaria la anestesia local. Así, el paciente podrá regresar a su domicilio después de la intervención. Además, gracias a que las incisiones se realizan con puntos de sutura muy pequeños, no quedan cicatrices.

Ácido hialurónico para levantar los pómulos

La mejor manera de subir los pómulos es no recurrir a la cirugía. Así, se logra un aspecto mucho más natural, sin riesgo de cicatrices. Se lleva a cabo mediante las microinyecciones de ácido hialurónico en la zona. Esto aumenta el volumen en la parte alta y combate la flacidez.

Según el caso, hace falta más o menos cantidad de ácido hialurónico. Cada sesión dura aproximadamente 20-30 minutos.

Los efectos de este tratamiento son visibles después de la primera aplicación y la recuperación es inmediata. Además, los hematomas o pequeñas inflamaciones son muy poco frecuentes. No obstante, los efectos empiezan a desaparecer pasados de ocho a doce meses. Pasado este tiempo será necesario llevar a cabo otra sesión de micropunción de ácido hialurónico para renovar los efectos.

Estos son los tratamientos que existen para los pómulos. Como se puede ver, corregir tanto el exceso como la falta de volumen y la flacidez es muy fácil.